Escribas médicos: ¿el futuro?

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Qué es un escriba médico?

¿Qué es un escribano médico

 

Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

Un escriba médico es alguien que se especializa en registrar los encuentros médico-paciente. Su trabajo requiere atención a muchos detalles, incluidos los síntomas encontrados, la medicación prescrita, el médico al que se asignó a la persona, etc. El «escriba» ayuda a un médico a liberarse de la carga de trabajo administrativo, esto hace que cada vez es más frecuente ver a médicos utilizándolos.

 

Pero… ¿Por qué existen los escribas médicos?

El tiempo que los médicos tienen que dedicar a introducir información clínica en los registros médicos electrónicos (RME) es extremadamente alto.

Según un estudio del Annals of Internal Medicine, un médico dedica un promedio de 16 minutos y 14 segundos por paciente, en utilizar el sistema de registro médico electrónico. Esto explica esa sensación que tenemos los médicos, que pasamos más tiempo frente al ordenador, tecleando, que hablando con nuestros pacientes.

Buena parte del conocido agotamiento del médico o burnout, se debe a la sobrecarga que tenemos los médicos de trabajo administrativo, no tanto por el trabajo sanitario. Según una encuesta de la Asociación Médica Británica del 2019, el 80% de los profesionales médicos consultados mostraron un riesgo alto o muy alto de burnout.

Ahora vamos a sentarnos del otro lado del escritorio, desde la perspectiva del paciente, esta situación suele traducirse en un contacto personal muy breve. La visita, dependiendo de la sobrecarga del sistema sanitario, puede ser bastante corta en sí misma. Los pacientes acuden a nuestra consulta buscando ayuda, no para vernos teclear frente a un ordenador.

Si el profesional de la salud se ve obligado a pasar la mayor parte de la consulta frente a su ordenador (con los ojos en la pantalla), el contacto visual con el paciente se vuelve escaso, por no decir inexistente. No es de extrañar que el paciente no se sienta debidamente atendido y, por tanto, su nivel de satisfacción sea cada vez más bajo.

 

El escriba médico entra en escena.

El escribano médico entra en escena.
Photo by Ekrulila from Pexels

 

En la última década, ha aumentado la presión a los profesionales médicos para cumplir con los requerimientos de la digitalización y control de los datos médicos. Como un paliativo para esto, la figura del «escriba» ha comenzado a aparecer en muchos centros médicos de todo el mundo.

El escriba, también llamado «asistente de documentación», es responsable de acceder a la Historia Clínica Electrónica, e ir transcribiendo y recuperando datos según lo requiera el profesional médico. De esta forma, el médico puede enfocarse en el paciente durante toda la consulta transfiriendo a otra persona toda la carga administrativa. 

Tan solo en los Estados Unidos en el 2016, había alrededor de 20.000 «escribas». Para 2020 se espera que este número llegue a las 100.000 personas. Incluso existe un título profesional para los «escriba» en Estados Unidos, y en muchos países ya se están sentando las bases para crearlo.

 

¿Cómo ayuda el «escriba» a un médico?

¿Cómo ayuda el escriba a un médico?

 

Photo by Roman Kraft on Unsplash

 

El perfil del «escriba» puede ser diverso. Es común encontrar a estudiantes de ciencias de la salud, dispuesto a colaborar con profesionales más experimentados mientras, reciben orientación de su práctica diaria. También existen cursos, que permiten a cualquier persona, aprender los conocimientos necesarios para desempeñar esta función de manera eficiente.

Liberar al médico de su interacción con los registros electrónicos, parece ser mucho más que una buena idea. Existen varios estudios que muestran que el uso de escribas reduce el desgaste profesional y aumenta la satisfacción del paciente. También permite un aumento del número de casos por día que podemos ver. Pero lo más importante, es que nos permite enfocarnos en lo que realmente somos buenos, cuidar a nuestros pacientes.

Lamentablemente contratar a un «escriba» es costoso. No todos los profesionales o centros médicos pueden pagar los 31,000$ a $ 55,000 al año que cuesta contratarlos.

 

¿Cómo se ve el futuro?

¿Cómo se ve el futuro?

 

Photo by Roman Kraft on Unsplash

 

Muchas empresas apuntan a bajar los precios y facilitar la implementación de un sistema de «escriba». Hay compañías que ofrecen su servicio de forma remota, al que han denominado «Escribas Virtuales».

Estos servicios permiten que un «escriba» se conecte de forma remota, para registrar los datos dictados por el médico. Los «escriba virtuales» suelen estar en países que les permiten ofrecer una tarifa más baja gracias a la tecnología.

Por más ideal que parezca, trabajar con «escribas virtuales» también trae problemas: 

  • Los «escribas virtuales» necesitan acceso a las historias clínicas electrónicas del médico, lo que genera dudas sobre su seguridad y privacidad.
  • La curva de aprendizaje para adaptarse a la práctica del médico y el uso de su sistema de historias clínicas electrónicas es alta.
  • Aunque los costos son menores que los de un escriba en persona, todavía rondan los $ 1,200 al mes o $ 14,400 al año.
  • “Virtualidad” simplemente introduce escribas remotos, por lo que el término no parece apropiado para este sistema.
 

El futuro: un escriba médico verdaderamente virtual. Para todo el mundo.

Beeseet illustration

Cuando nos sentamos a crear Beeseet, lo hicimos pensando que era posible tener un escriba realmente virtual en cada práctica médica.

Un escriba en el teléfono de cada médico,  que le permita librarse del yugo de la «entrada de datos». Permitir que los médicos sé re-enamoren de su profesión, para que puedan enfocarse en cuidar a sus pacientes. Hacer esto, tomando en cuenta todos los protocolos de seguridad requeridos, sin invadir los datos personales que residen su teléfono móvil, y con una app que sea tan intuitiva como todas las otras que utilizamos en nuestra vida diaria. Suena mágico, pero esto ya lo estamos construyendo en Beeseet.

Una de las mayores limitaciones de las aplicaciones de «escribas» que existen actualmente, es que son creadas pensando en todos menos en el médico. También se olvidan de los profesionales médicos de los países en desarrollo. O de esos que trabajan en operaciones de emergencia temporales, que no cuentan con un sistema de historias clínicas electrónicas. Estos casos se encuentran fuera del espectro de todos los servicios de escriba actuales.

Con los avances actuales en el procesamiento voz y la inteligencia artificial, en Beeseet queremos redefinir el concepto de un  «escriba virtual», pensamos que esto lo define mejor:

  • No requiere la intervención de «escribas» de carne y hueso.
  • No requiere de un sistema de Historias Clínicas Electrónicas
  • Puede almacenar los datos médicos tu mismo, de forma rápida y compartirlos según las necesidades del paciente.
  • Es capaz de reconocer los datos médicos y clasificarlos de forma automática.
  • Te permite encontrar de forma muy rápida la información que estás buscando de tus pacientes.
  • Está disponible 24 horas al día, 7 días a la semana, sin restricciones.
  • Aloja los datos en una nube segura y evita almacenar datos confidenciales en la biblioteca del móvil.
  • Te protege de problemas legales al ser compatible con GDPR / HIPPA y cualquier otra legislación vigente.
  • Genera métricas de la práctica médica, lo que permite al médico entender mejor sus casos a lo largo del tiempo.
  • No tiene tarifa horaria, en efecto, se puede utilizar de forma gratuita.
  • Es intuitiva, fácil de usar, no le agrega más carga de trabajo al médico, por el contrario, se la reduce.
  • Es pensada en el médico y para el médico.

Estamos convencidos  de que Beeseet es esa alternativa y la estamos construyendo para que te ayude a re-enamorarte de la medicina. Podemos ofrecer un verdadero escriba virtual,  ¡Únete a nosotros en esta aventura!

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de todas las noticias de Beeseet

Otros artículos de interés: