La transmisión del COVID en ordenadores compartidos de hospitales.

clean computer covd

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

matrushkas masks 

 

La transmisión del coronavirus sigue siendo uno de los temas de mayor importancia en todo el mundo. 

Cuando hablamos de la transmisión del virus, entre profesionales de la salud que se encuentran al frente de batalla, los números son realmente preocupantes.

Como médicos, estamos entrenados para salvar vidas. En el “calor del momento” no solemos detenernos a hacer cálculos y valorar posibles riesgos. La adrenalina y nuestro instinto de actuar con decisión nos invita a ser más operativos en lugar de cuidadosos.

La transmisión del coronavirus reflejada en la guía de “Respuesta posterior a un accidente”

mask graffiti
 

El rol del «rescate» es uno de los roles más peligrosos que se puede asumir en medio de un accidente de carretera.

Según la “Guía de respuesta posterior a un accidente” de la OMS, los rescatistas que se detienen para ayudar a los heridos, suelen resultar ellos mismos heridos por el tráfico que se aproxima. Un intento de buen corazón y de ayudar resulta en un desastre aún mayor para todos los involucrados. 

Cuando hablamos del Covid-19, la situación es similar para el personal médico en los hospitales.

En la actual crisis del coronavirus, nos hemos dado cuenta lo importante que es una higiene adecuada para detener la propagación del virus. 

Un huésped especialmente peligroso para el virus es el propio personal sanitario, por dos motivos muy importantes:

  1. La importancia que tienen dentro de la cadena asistencial.
  2. Simultáneamente, su capacidad para transmitir un patógeno a pacientes e incluso a otro personal médico.

Por todo ello, durante toda la pandemia, ha sido clave reforzar los esfuerzos, para evitar la transmisión  entre profesionales de la salud.

 

El humilde teclado es un peligroso transmisor COVID-19

shared computers hispitals
Photo by Jakayla Toney on Unsplash

 

Un escenario común en entornos de atención médica es el uso de ordenadores compartidos. En una sala de hospital con cincuenta pacientes, más de veinte miembros del personal sanitario y administrativo a menudo comparten solo un puñado de ordenadores.

La prisa constante, puede hacer que, entre un paciente y otro, el personal utilice los ordenadores sin las medidas de seguridad previas adecuadas:

“Las organizaciones deben ser más rigurosas a la hora de mantener limpios los equipos compartidos. Los teclados y otras áreas de contacto con las manos, como los ratones, deben limpiarse y desinfectarse regularmente, especialmente para estaciones de trabajo de múltiples usuarios”, dijo el profesor Palombo de la Universidad Tecnológica de Swinburne.

Este y otros estudios recientes, han revelado que los teclados compartidos son un caldo de cultivo de gérmenes. Es posible encontrar hasta cinco veces más microorganismos que en los teclados que utiliza una sola persona.

Los investigadores han basado sus hallazgos en cultivos microbiológicos de ordenadores compartidos. Casi la mitad de esos teclados albergaba la bacteria Staphylococcus aureus que, aunque generalmente es inofensiva cuando está en la piel, puede causar infecciones graves si ingresa al cuerpo. Por el contrario, los estudios mostraron que esta bacteria, sólo estaba presente en una quinta parte de los teclados que son utilizados por un solo usuario.

El profesor Palombo de la Universidad Tecnológica de Swinburne, plantea que es crítico ser rigurosos con la higiene de los equipos compartidos. Suena como una observación obvia, pero en entornos sanitarios tan ocupados como las salas de emergencia o una sala de hospital, es más fácil decirlo que hacerlo.

¿Qué pasaría si todos los profesionales de la salud llevaran un ordenador en el bolsillo?

clean computer covd
Photo by Erik Mclean on Unsplash
 

Esto ya está sucediendo. Nuestros teléfonos inteligentes tienen la capacidad y la tecnología para realizar operaciones mucho más complejas que las que hacemos en los ordenadores de los hospitales. 

Gracias a los teléfonos moviles, podriamos tener en nuestros bolsillos, una herramienta que nos permitiera crear notas clínicas de forma rápida e intuitiva. Que utilice reconocimiento de voz, para ayudarnos a minimizar las interacciones con equipos compartidos y contribuir de esta forma  reducir la transmisión de enfermedades entre el personal sanitario y sus pacientes.

Esa herramienta la estamos construyendo, se llama Beeseet y es el administrador de notas clínicas del futuro. En este enlace puedes leer más sobre Beeseet. 

¡Únete a nosotros en esta aventura!

 

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de todas las noticias de Beeseet

Otros artículos de interés: